jueves, 17 de octubre de 2013

DEPORTE Y FAMILIA

El ejercicio físico y las prácticas deportivas son necesarias para el desarrollo pleno de  los/las niños y niñas.  Y el adoptar  actitudes  adecuadas por parte de  los padres y madres  es  una pieza básica para el desarrollo de estas "buenas prácticas".

La labor de los padres y madres, junto con los entrenadores, es fundamental para  animar la práctica deportiva en la infancia y  en la adolescencia.


!La práctica de deporte en familia es un buen comienzo¡

¿Por qué es tan importante el ejercicio físico?

Aporta muchos beneficios:
  • Quema calorías en vez de almacenarlas como grasa en el cuerpo. Ayuda a mantener un peso saludable y reduce el riesgo de sobrepeso u obesidad.
  • Mantiene los niveles de azúcar en sangre más equilibrados, dentro de límites normales. 
  • Baja la presión arterial y los niveles de colesterol.
  • Fortalece los huesos y los músculos, y aumenta la fortaleza y la resistencia.
  • Alivia el estrés y mejora el sueño y la salud mental. Ayuda a combatir posibles crisis de ansiedad o de depresión.
  • Aumenta la autoestima. Da seguridad respecto al cuerpo y su aspecto.
  • Eleva la capacidad de concentración y el rendimiento escolar.
  • Es socializador, favorece el compañerismo y reduce la agresividad

A continuación se presentan una serie de materiales y enlaces  donde  se  plantean LAS ACTITUDES QUE DEBEN ADOPTAR LOS PADRES Y LAS MADRES PARA  ANIMAR  EL EJERCICIO FÍSICO Y  EL DEPORTE EN  SUS  HIJOS/AS.

- GUÍA DE ORIENTACIÓN PSICOLOGICA PARA PADRES Y EDUCADORES Deporte Escolar  Diputación de Albacete  DESCARGAR

 Art. El-deporte-infantil-como-elemento educativo
El psicólogo Eduard Hervas en este artículo señala....

Porque cuando nos referimos al deporte infantil debería quedar claro que más importante que ganar es:
  • Aprender a jugar juntos, experimentando directamente que lo que hace cada uno repercute directamente en el que hacen y harán los compañeros, y viceversa: el sentimiento de pertinencia a un grupo.
  • Sentirse necesario para el equipo y sentir como necesarios a todos los otros, ya estén en el terreno de juego o esperando como suplentes: la valoración personal.
  • Aprender a entrenarse, a realizar unas actividades -físicas o no- que parece que no tengan que ver con jugar partidos, pero que son fundamentales por a poder jugar: la planificación y la constancia.
  • Saber que hay unas reglas, más o menos arbitrarias, que son las que conforman y enmarcan aquella actividad y la convierten en deporte: las normas en la vida.
  • Pasárselo bien jugando y entrenando, pero también hablante del partido y del entrenamiento, pensando y expresando como se han sentido jugando, ganando o perdiendo...: la reflexión personal y la comunicación.
  • Tomarle gusto a la actividad deportiva para que continúe practicando a lo largo de su vida, sea en equipo o individualmente: la educación física.


Artículo muy interesante de la Federación de Deportes sobre LA INFLUENCIA DE LA FAMILIA EN EL DEPORTE ESCOLAR


Del mismo artículo: "Curiosa clasificación de padres"....

Tipos de padres
    Aunque es bastante evidente que los padres son responsables de la educación de sus hijos (y por ello también de la deportiva), no todos los padres lo ponen en práctica. E incluso cuando lo hacen, no siempre es de la manera correcta. A continuación se exponen algunos de las manifestaciones de padres, que podemos encontrarnos en nuestro contexto deportivo. (De Knop, P et al. 1998)
  1. Desinteresados: La característica principal es su ausencia de las actividades. Sin embargo, no sólo el nińo, sino también los propios monitores, valoramos positivamente su interés las pocas veces que se manifiesta.

  2. Excesivamente críticos: Continuamente critican a sus hijos y los menosprecian. Nunca parecen estar satisfechos con la participación de su hijo. Dan la impresión de que la actividad es mas "suya" que de sus hijos. La crítica constante puede producir estrés y confusión emocional (entre otros) que pueden alterar la actividad... y al nińo.

  3. Vociferantes: Se sientan cerca del terreno de juego (algo que NUNCA tiene que ocurrir), despotricando y protestando continuamente y gritando a todo el mundo. Estos gritos, son un mal ejemplo para los niños.
                

  4. Entrenadores en la banda: Estos padres proporcionan a los jugadores una continua avalancha de instrucciones. A menudo contradicen al monitor y por lo tanto confunden a los jóvenes.



  5. Sobreprotectores: Repetidamente amenazan con sacar a sus hijos de la actividad. Tienen miedo de los peligros asociados al deporte. Este miedo puede transmitirse a sus hijos.

  6. Padres útiles: Afortunadamente los padres problemáticos son una minoría. La mayoría de los padres hacen una contribución positiva a las actividades deportivas de sus hijos. Hay una tarea muy especial reservada a los padres: fomentar la participación en deporte, dando el impulso necesario, despertando entusiasmo, ayudando, etc. Sin embargo, a veces este dar ánimos puede escaparse de las manos cuando los padres excesivamente entusiastas quieren convertir a sus hijos en deportistas de alto nivel.


    Monólogo de Eva Hache que,en clave de humor, habla de las actitudes de los padres en el deporte escolar.

    Campaña para  denunciar  la presión que se ejerce en los/las niños/as en el deporte escolar: Vídeos para reflexionar sobre las actitudes hacia el deporte de los hijos/as!!

     Se trata de 5 Spots publicitarios realizados por TyC Sports en 2002, donde los padres ejercen enorme presión psicológica sobre sus hijos/as, para que de cualquier manera sean los Nº 1 en la disciplina que practican, menospreciando incluso un 2º puesto.

    Web deporteypsicologia.la-importancia-de-los-padres-y-madres.html

    Campaña OK al Juego Limpio en el Deporte, de la Junta de Andalucía.

    PROYECTO ENTRENANDO A PADRES Y MADRES 
    (Gobierno de Aragón)

    LOS PADRES Y MADRES PODEMOS….. ( MUY IMPORTANTE!!)

    · Facilitar a nuestros hijos que realicen el tipo de actividad deportiva que más 
    les guste, en lugar de la que más nos gusta a nosotros.

    · Interesarnos por el deporte que practica nuestro/a hijo/a si te gusta, si se 
    divierte, si progresa y aprende, asistiendo a las competiciones o actividades 
    en las que participe

    · Interesarnos por el enfoque de la práctica deportiva por parte del entrenador/a 
    de nuestro/a hijo/a solicitándole información sobre las características del 
    deporte, el reglamento, lo que espera de los padres de sus deportistas, 
    planteándole nuestras dudas e inquietudes.

    · Animar a nuestro hijo/a en un competición, apoyándole, reconociendo su 
    esfuerzo e interés, pero evitando “hacer de entrenador”

    · Mantenernos tranquilos y confiar en nuestro hijo/a cuando, durante un 
    entrenamiento o una competición, comete un error o no le salen las cosas.

    · Mostrar respeto y cordialidad en las competiciones con entrenadores y 
    deportistas de los equipos contrarios.

    · Respetar, comprender y apoyar la función de los árbitros en las 
    competiciones. Las quejas propuestas pueden plantearse a través de los 
    canales adecuados, en lugar de hacerlo en público.

    · Animar a nuestro hijo/a a practicar deporte de acuerdo con las reglas.

    · Aplaudir las buenas actuaciones tanto de nuestros propios hijos/as como las 
    de sus compañeros de equipo en los entrenamientos y en la organización de 
    actividades y competiciones.

    · Asistir, participar y colaborar con el entrenador/a cuando nos convoca a una 
    reunión.

    · Colaborar con nuestro hijo/a, su entrenador/a y su colegio o club o equipo en 
    los entrenamientos y en la organización de actividades y competiciones.

    · Preguntar al entrenador/a educada y discretamente (en un lugar y momento 
    adecuados) cuando hay cuando algo que no comprendemos o no nos gusta lo 
    que hace.

    · Delegar en el entrenador/a la labor-tarea de la educación de nuestro/a hijo/a al 
    hacer deporte.

    · No olvidar el resto de miembros de la familia, consiguiendo que ninguno se 
    sienta especialmente rechazado o ensalzado/encumbrado por el deporte que 
    practica.

    Y siempre podemos recordar que nuestro hijo/a es una persona que se 
    educa haciendo deporte, donde lo importante es cómo lo hace –no “qué 
    consigue”-, si se divierte, si aprende, si es bueno para su salud, si se 
    enriquece con la relación que mantiene con otros deportistas, entrenadores, 
    árbitros, padres de otros deportistas…. Seamos una ayuda y un buen 
    ejemplo para ellos. 

    UNAS PALABRAS DE MI ENTRENADOR/A.

    “El respeto y apoyo mutuo en el papel que cada uno desempeñamos en la 
    relación con vuestro/a hijo/a y la comunicación permanente entre nosotros 
    son la mejor garantía para su formación deportiva. Cuento con vosotros. 
    Contad conmigo”. 

    UNAS PALABRAS DE UN JUEZ-ÁRBITRO

    “Las reglas del juego forman parte del deporte y su cumplimiento permite 
    orientar el esfuerzo del deportista en la dirección más adecuada y fomentar el 
    valor del respeto al contrario y al juez-árbitro. Vuestro apoyo, 
    reconocimiento, compresión,… vuestro respeto, me ayudarán a ser un buen 
    juez-árbitro y, sobre todo, ayudará a vuestro hijo/a en su formación deportiva. 
    Cuento con vosotros. Contad conmigo”. 

    Fuente: http://www.juegosescolaresdearagon.com/











    DEPORTE, EDUCACIÓN EN VALORES  Y DESARROLLO MORAL
    Psicólogos, pedagogos, sociólogos y educadores físicos vienen destacando el valor
    educativo del deporte para el desarrollo psicosocial del individuo y como medio de
    integración social y cultural. Quienes defienden este planteamiento, consideran
    el deporte como una herramienta apropiada para enseñar a todos, pero sobre todo a
    los más jóvenes, virtudes y cualidades positivas como justicia, lealtad, afán de superación, convivencia, respeto, compañerismo,trabajo en equipo, disciplina, responsabilidad, conformidad y otras (Cruz, 2004;Gutiérrez, 1994, 1995, 2003; Kleiber y Roberts, 1981; Sage, 1998). Pero a su vez,no podemos ignorar que cada día son más frecuentes las prácticas deportivas que seolvidan de esos valores y resaltan la vanidad personal, intolerancia, alineaciones ilegales, empleo de drogas para mejorar el rendimiento, conductas agresivas y abundancia de trampas (Shields y Bredemeier,1995). También señalan algunos autores el excesivo empeño puesto en el triunfo, y que la competición reduce los comportamientos prosociales y promueve conductas antisociales (Bay-Hinitz y cols. 1994; Bellery Stoll, 1995; Priest y cols. 1999; Stephens y Bredemeier, 1996).

    Fragmento artículo EL VALOR DEL DEPORTE EN LA SALUD INTEGRAL DEL SER HUMANO

    LIBROS PARA SABER MÁS...
El deporte es una herramienta educativa para los niños y jóvenes. La práctica deportiva permite establecer relaciones, buscar metas, utilizar sus recursos y, en definitiva, lograr un óptimo desarrollo de los valores personales y sociales.
Padres y madres se transforman en elementos clave para la correcta formación del deportista. Con su conducta, una buena comunicación y un asesoramiento adecuado pueden ayudar a los hijos en este camino. Por otro lado, es importante que el esfuerzo realizado por los adultos en este sentido se vea recompensado disfrutando de la trayectoria deportiva de sus hijos, sea cual sea su meta final.

Esta guía está dirigida a los padres y madres que día a día viven de cerca el deporte de sus hijos, facilitándoles información de utilidad para entender mejor a ese deportista, sus inquietudes, sus objetivos, su motivación, y también su progreso, su esfuerzo y sus logros.

1 comentario:

  1. Enhorabuena...todos los padres deberían hacer deporte con los hijos para motivarlos.

    ResponderEliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...